Se puede hacer ejercicio con agujetas: ¿es bueno para la salud?

Las agujetas, también conocidas como dolor muscular de aparición tardía (DOMS, por sus siglas en inglés), son una sensación de dolor y rigidez muscular que se produce después de realizar ejercicio físico intenso o no habitual. Muchas personas se preguntan si es recomendable hacer ejercicio con agujetas y si esto puede ser beneficioso para la salud. En este artículo, analizaremos esta cuestión y proporcionaremos información útil al respecto.

1. Hacer ejercicio con agujetas puede atenuar la sensación de dolor si se hace con moderación

Contrariamente a lo que se pueda pensar, hacer ejercicio con agujetas puede ayudar a atenuar la sensación de dolor. El movimiento y la actividad física estimulan la circulación sanguínea, lo que a su vez ayuda a reducir la inflamación y a acelerar la recuperación muscular. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el ejercicio debe realizarse con moderación y escuchar al cuerpo para evitar lesiones o empeorar el dolor.

2. No existe obligación de descansar cuando se tienen agujetas

Aunque es común escuchar que se debe descansar cuando se tienen agujetas, no existe una obligación de hacerlo. De hecho, el reposo absoluto puede prolongar la recuperación y hacer que las agujetas duren más tiempo. En su lugar, se recomienda realizar actividades físicas suaves que no sobrecarguen los músculos afectados, como correr a un ritmo más lento, pasear en terreno plano, nadar o practicar yoga.

3. Se pueden elegir actividades físicas suaves como correr, pasear en plano, nadar o practicar yoga

Como se mencionó anteriormente, realizar actividades físicas suaves puede ser beneficioso cuando se tienen agujetas. Estas actividades ayudan a mantener el flujo sanguíneo y a promover la recuperación muscular sin causar un estrés adicional en los músculos afectados. Correr a un ritmo más lento, pasear en terreno plano, nadar o practicar yoga son excelentes opciones para mantenerse activo sin empeorar las agujetas.

4. Las agujetas son una respuesta adaptativa al ejercicio físico y no hacen crecer el músculo

Es importante entender que las agujetas son una respuesta adaptativa del cuerpo al ejercicio físico. Cuando se realiza un esfuerzo intenso o se trabaja un músculo de manera no habitual, se producen pequeñas lesiones en las fibras musculares. Estas lesiones desencadenan una respuesta inflamatoria que resulta en la sensación de dolor y rigidez característica de las agujetas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las agujetas no hacen crecer el músculo. El crecimiento muscular se produce a través de un proceso de adaptación y reparación que ocurre durante el descanso y la recuperación adecuados.

5. No hay evidencia científica consistente sobre métodos para quitar o aliviar las agujetas

A pesar de los numerosos remedios caseros y productos comerciales que prometen aliviar o eliminar las agujetas, no existe evidencia científica consistente que respalde su eficacia. Algunos métodos populares incluyen la aplicación de hielo, masajes, estiramientos, uso de cremas o suplementos específicos. Si bien estos métodos pueden proporcionar cierto alivio temporal, no hay garantía de que realmente aceleren la recuperación o reduzcan la duración de las agujetas.

6. Es importante realizar un buen calentamiento antes del ejercicio para evitar las agujetas

Una forma de prevenir o reducir la aparición de agujetas es realizar un buen calentamiento antes de iniciar cualquier actividad física. El calentamiento ayuda a aumentar la temperatura muscular, mejorar la elasticidad de los tejidos y preparar el cuerpo para el ejercicio. Incluir ejercicios de movilidad articular, estiramientos dinámicos y ejercicios de activación muscular puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir agujetas.

7. Los estiramientos posteriores al ejercicio también son importantes

Además del calentamiento, los estiramientos posteriores al ejercicio también desempeñan un papel importante en la prevención de las agujetas. Los estiramientos estáticos realizados después del ejercicio ayudan a relajar los músculos, mejorar la flexibilidad y reducir la rigidez muscular. Es importante recordar que los estiramientos deben realizarse de forma suave y sin rebotes para evitar lesiones.

8. Mantener una dieta saludable y una buena hidratación ayuda a aliviar las agujetas

Una alimentación equilibrada y una buena hidratación son fundamentales para la salud en general, pero también pueden ayudar a aliviar las agujetas. Consumir alimentos ricos en proteínas, vitaminas y minerales es esencial para la reparación y recuperación muscular. Además, mantenerse hidratado ayuda a eliminar las toxinas y promueve una buena circulación sanguínea, lo que contribuye a la recuperación muscular.

9. En caso de agujetas intensas, se recomienda realizar reposo deportivo durante 24-48 horas

Si las agujetas son intensas y limitan la movilidad o causan un dolor significativo, se recomienda realizar reposo deportivo durante 24-48 horas. Durante este tiempo, el cuerpo tiene la oportunidad de recuperarse y reparar los tejidos musculares dañados. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el reposo absoluto prolongado puede llevar a una pérdida de condición física, por lo que es recomendable realizar actividades suaves una vez que el dolor haya disminuido.

10. Se puede recurrir a tratamientos analgésicos o aplicar frío/masajes para reducir la hinchazón en caso de dolor persistente

En caso de dolor persistente o inflamación significativa, se puede recurrir a tratamientos analgésicos de venta libre para aliviar el malestar. Además, la aplicación de frío en la zona afectada puede ayudar a reducir la hinchazón y el dolor. Los masajes suaves también pueden ser beneficiosos para promover la circulación sanguínea y aliviar la tensión muscular. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos tratamientos solo proporcionan alivio temporal y no aceleran la recuperación de las agujetas.

Hacer ejercicio con agujetas puede ser beneficioso para la salud si se realiza con moderación. No existe una obligación de descansar cuando se tienen agujetas, pero es importante elegir actividades físicas suaves que no sobrecarguen los músculos afectados. Las agujetas son una respuesta adaptativa al ejercicio físico y no hacen crecer el músculo. No hay evidencia científica consistente sobre métodos para quitar o aliviar las agujetas. Realizar un buen calentamiento y estiramientos antes y después del ejercicio, mantener una dieta saludable y una buena hidratación, y recurrir a tratamientos analgésicos o aplicar frío/masajes en caso de dolor persistente son algunas recomendaciones para aliviar las agujetas. En caso de agujetas intensas, se recomienda realizar reposo deportivo durante 24-48 horas.

Otros Artículos sobre Entrenamiento

Deja un comentario